Iglesia del Salvador

Iglesia del Salvador

La historia de la Iglesia del Salvador es la de las tres grandes culturas que han influido en la ciudad desde sus inicios. Sus muros y piedras aún reflejan el paso de romanos, islámicos o cristianos. Además su situación le ha valido para ser, desde su propia existencia, uno de los centros de la ciudad, tanto comercial, como político o religioso. Repasamos su gran historia a continuación.

La actual Iglesia Colegial del Divino Salvador se sitúa en el solar de la antigua mezquita de Ibn Adabbas. Dicha mezquita fue construida en el año 829 por orden de Abderramán II, y se construyó sobre edificaciones romanas. No obstante, otras fuentes pueden incluso apuntar a una zona de gran importancia romana, pues sitúan el foro imperial de Híspalis en esta área.

La mezquita de Ibn Adabbas se convirtió en el primer gran edificio islámico construido en la ciudad y por consiguiente, actualmente sus restos son uno de los más antiguos de esta época. Desde su misma construcción, la mezquita se ve envuelta en la leyenda, lo que muestra su importancia como centro de la vida de la ciudad. En el año 844, apenas 15 años después de ser construida, la ciudad es atacada por los vikingos que entraron en la zona remontando el Guadalquivir y que arrasaron la ciudad ante la huída de los gobernantes. La mezquita sufrió daños pero no pudo ser destruida. Durante casi 350 años este templo de Ibn Adabbas fue el centro de la ciudad. Se renovó y tras un terremoto en 1079, la parte superior de su alminar se reconstruyó por orden del rey Al-Mutamid.

 

patio-naranjos-salvador-2003--146x220
Restos de la Mezquita de Ibn Adabbas del año 829

 

Paradójicamente con la llegada de los Almohades, cuando la ciudad vive su época de mayor esplendor islámico, el recinto de la mezquita de Ibn Adabbas comienza su declive. Esto se debe, entre otros factores, a la construcción de la mezquita mayor por orden de Abu Yacub Yusuf en lo que hoy es la Catedral. La relación entre los sevillanos y los almohades no fue muy buena en sus inicios, llegando incluso a surgir revueltas. Estando el poder religioso en la mezquita de Ibn Adabbas y el poder comercial en su zona de influencia, el control por parte de los almohades sobre la ciudad se complicaba, por lo que la mejor opción fue la construcción de una nueva mezquita cercana a su zona de control, es decir cercana al Real Alcázar, que incluso estuvo cercada de muros defensivos. Con ello se controlaba la religión y el comercio que se establecía en la zona.

En 1248 la ciudad es conquistada por Fernando III y la mezquita, como muchas otras de la ciudad, pasa a ser convertida en iglesia con el nombre actual manteniendo su estructura de mezquita hasta el año 1671. A esta época llega en un estado ruinoso y aprovechando que la ciudad vive una de sus épocas doradas, se decide la construcción de un nuevo templo, destruyendo casi en su totalidad la antigua mezquita, solo manteniéndose parte del alminar y del patio de abluciones, ambos enterrados con el aumento del nivel del suelo. A partir de la construcción de la actual iglesia, el templo vuelve a vivir una etapa de esplendor, digno de su mejor época como mezquita mayor.

 

mezquita-salvador2
Plano de la Mezquita de Ibn Adabbas y de la Iglesia Colegial del Divino Salvador superpuestos. www.explorasevilla.es

 

El actual templo comenzó su construcción en 1674 de manos del arquitecto Esteban García y fue terminado en 1712 por el arquitecto Leonardo de Figueroa. Conocido como una de las joyas del barroco sevillano, el templo en su estructura interna es de estilo tardorenacentista, estilo este, similar al de las catedrales de Jaén, Málaga o Granada. Pero en 1756 el templo comienza a mudar su piel interior con la construcción por parte del entallador y escultor portugués Cayetano de Acosta del retablo de la Capilla Sacramental, lo que le vale recibir el encargo del retablo mayor tras el gran trabajo realizado. Tras esto, en un periodo de unos 100 años, la Iglesia del Salvador comenzará a cambiar interiormente, revistiéndose de una piel barroca de gran impacto visual y acorde a la cultura popular de la época.

Es en estas condiciones como nos llega a la actualidad el templo consagrado al Divino Salvador, recibiendo durante el paso de los siglos algunas reformas de conservación, siendo la de mayor importancia la cometida desde 2003 hasta 2008, devolviendo al templo su esplendor.

 

220px-Salvador_Sevilla_intérieur2
Retablo mayor – wikipedia.es

 

Una historia muy ligada al devenir de la ciudad y del propio sevillano, ya que sus leyendas y devociones hacen de este templo parte misma del sentir de la ciudad. En la actualidad sigue siendo uno de los centros religiosos de Sevilla, recibiendo gran devoción la Hermandad de Pasión y es también parte del centro comercial de la ciudad, como ya lo fue en época islámica.

Localización:


Si te gustan nuestros artículos y quieres ayudarnos, puedes hacerlo aquí: